Lilith la duende verde

LILITH: ¡Hola amigos! soy Lilith,  una duende verde, y vivo en un bosque mágico. Os voy a contar la historia de cómo las partes del cuerpo se juntaron para formar entre todos el cuerpo completo. Cuentan los que lo vieron, yo no estaba, pero me lo dijeron, que una vez paseando por el bosque, una parte del cuerpo llamada Tronco se encontró con unos viejos amigos que eran dos hermanos gemelos llamados Brazos, uno se llamaba Brazo Derecho y el otro Brazo Izquierdo. Se sorprendió Tronco, acostumbrado a verles siempre contentos y risueños, al encontrarles con caras tristes y melancólicas. Cuando les preguntó para saber lo que les pasaba, le contestaron que la causa de su tristeza era el aburrimiento de hacer siempre las mismas cosas y así comenzaron a cantarle la canción sobre las cosas que suelen hacer los brazos:

Izquierdo: ¿Derecho, a qué juego jugamos?

Derecho: No sé, no sé, no sé.

Izquierdo: ¿Jugamos a darnos las manos?

Derecho: Tal vez, tal vez, tal vez.

Izquierdo: ¿O quieres que echemos un pulso?

Derecho: No sé, no sé, no sé.

Izquierdo: ¿Prefieres levantar objetos?

Derecho: Tal vez, tal vez, tal vez.

Izquierdo: Me aburro, no quiero ya jugar.

 Ni a darnos las manos, ni a un pulso echar.

 Ni quiero más objetos, volver a levantar.

Duende: Y así los dos hermanos se echaron a llorar.

 

LILITH: El Tronco que era muy sensible y cariñoso porque tenía un gran corazón, se enterneció tanto con la historia de sus amigos los Brazos Derecho e Izquierdo que comenzó a cantar una canción que decía así:

 

Tronco: La sangre de mis venas

  repleta está de penas

 al ver a mis amigos

 arrugados como a higos.

Pondré todo mi empeño

en que dejen de fruncir

Izquierdo y Derecho su ceño.

 

LILITH: Al acabar de cantar la canción, quiso ayudar a sus amigos los Brazos Derecho e Izquierdo y fue a buscar a su amiga Cabeza para pedirle consejo. Su amiga Cabeza era muy lista porque tenía un fabuloso cerebro para pensar y así siempre tenía muchas ideas, de modo que cuando Tronco le dijo a Cabeza lo que le acababa de ocurrir al encontrar a estos amigos, rápidamente Cabeza recordó gracias a su fantástica memoria a sus amigas las hermanas gemelas Piernas llamadas Derecha e Izquierda. Y se le ocurrió una maravillosa idea que le contó a su amigo Tronco de la siguiente forma:

 

Cabeza: Haremos una fiesta

              con tarta y con confeti

              con chuches y con lazos

              y platos de espagueti

              a las piernas los dos brazos

              les darán muchos abrazos

              ya verás, ya verás

              lo bien que lo pasarás.

LILITH: Tronco y Cabeza prepararon una fabulosa fiesta e invitaron a los hermanos Brazos y a las hermanas Piernas que se pusieron muy guapos y elegantes y que desde el principio se cayeron muy bien. A Cabeza le costó convencer a las hermanas Piernas, a ellas no les gustaba juntarse con nadie, pero gracias a la inteligencia de Cabeza y a su poder de convicción logró persuadirlas para que asistieran. Aunque la fiesta en un primer momento la hicieron porque los Brazos estaban aburridos de hacer siempre lo mismo, y las Piernas eran muy independientes y a  todo el mundo miraban altaneras o en el mejor de los casos huían corriendo, al final ellas mismas acabaron cantando la siguiente canción:

 

Piernas:

Patapan pin pan.

  Somos las hermanas Piernas

  no solíamos con nadie juntarnos

  pero al ver a estos amigos

  ha comenzado a gustarnos.

    Patapan pin pan.

     Muy solitas siempre íbamos

       y si alguien se acercaba

      corríamos, corríamos, corríamos

    Patapan pin pan.

 

LILITH: Y todos se dieron cuenta durante la fiesta de la cantidad de cosas que podían hacer mejor o incluso cosas nuevas, si estaban todos juntos. Así, comieron, jugaron y sobretodo bailaron, incluso se inventaron una canción que decía lo siguiente:

 

Todos: Estamos todos juntos

            Y en la vida jamás supimos

             la de cosas que pueden hacerse

             al estar todos unidos.                 

            Seremos por siempre, por siempre

             amigos, amigos, amigos.

 

LILITH: Después de tanto bailar, cayeron todos exhaustos, precisamente en la posición en la que está formado el cuerpo y les gustó mucho, de modo que al final de la fiesta decidieron nunca más volver a separarse. Y colorín, colorado, este cuerpo se ha formado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *